Nuestro Modelo

Nuestra experiencia y líneas de investigación nos ha llevado a entender que la cadena de valor tiene 3 elementos clave... 
Valor para el Cliente: Entender las verdaderas necesidades de los clientes en un entorno de cambio y competencia continuos, usando herramientas tradicionales como el QFD y herramientas innovadoras de vanguardia como Design Thinking...
Valor en el Proceso: Diseñar un flujo de proceso esbelto, focalizado en generar valor de forma ágil y sin desperdicios... Y una vez diseñado este proceso, implantarlo, hacerlo funcionar, y establecer mecanismos efectivos para controlarlo. 
Valor en el Aprendizaje: Establecer estrategias para evolucionar, prevenir errores, resolver problemas de raíz, erradicar inspecciones, mejorar continuamente a través del personal y no perder oportunidades de aprendizaje... No existen procesos perfectos, pero sí procesos perfectibles, que se logran a través de formar una cultura de trabajo adecuada. 
 
Y en estos elementos, está el fundamento para poder desarrollar la madurez operativa necesaria para aprovechar las ventajas que ofrecen las herramientas actuales de Transformación Digital e Industria 4.0.